Se estima que más del 30% de los restaurantes no podrán volver a abrir sus puertas, son cifras inciertas sin contar las afectaciones por desempleo y el comportamiento de la economía en los próximos meses.

Antes de la contingencia tal vez los clientes preferían tu restaurante por su excelente comida, el servicio impecable y calificaciones de 5 estrellas, pero ahora es momento de comenzar de nuevo y prepararte para el regreso a la Nueva Normalidad.

Trabajar en la estandarización de las operaciones en tu restaurante es tan importante como encargarte del menú, el servicio y las entregas.

Esto se debe a que todo lo que ofreces, directamente en el restaurante o en línea, depende en gran medida de la forma en que administras los procesos en tu cocina, el manejo del personal y el área de servicio.

La operación de tu restaurante es la columna vertebral que soporta el funcionamiento diario de tu negocio, desde la gestión de los empleados, el control de los ingresos y el cumplimiento de las expectativas de los clientes.

No hace falta decir que después de esta experiencia debemos estar preparados para otra posible contingencia y estar alerta para cualquier desafío. 

Te compartimos algunos consejos importantes para ayudarte a optimizar las operaciones y mejorar la forma de trabajar en tu restaurante en su reapertura:

1.- Implementa un protocolo sanitario de apertura:

Previo a la reapertura del restaurante, se debe realizar un trabajo de limpieza minuciosa de todo el establecimiento y garantizar el abasto de insumos para lavado y desinfección del lugar.

Todo el equipo que colabora en tu restaurante debe estudiar y conocer los puntos generales del manejo higiénico de los alimentos.

Se recomienda que el personal mantenga una capacitación continua, se les tomará la temperatura a diario, no se podrán saludar de mano y/o beso entre compañeros de trabajo, deberán portar en todo momento cubrebocas y/o careta facial; además, evitarán el uso de teléfono celular y en caso de se necesario su uso, este tendrá que ser desinfectado.

Es importante definir el protocolo siguiendo los lineamientos del sector saldu de tu ciudad el cual su principal obetivo se basa en las normas sugeridas por la OMS respecto a  mantener la “Sana Distancia” y  lineamientos de higiene.

2.- Crea un sistema

Establece reglas y procedimientos estructurados, asegúrate de capacitar al personal y de que todos sigan los estándares implementados. Puedes tener listas de verificación para las tareas diarias de rutina, lo que, a su vez logra fomentar la responsabilidad. 

Manuales escritos para las mejores prácticas en las diferentes áreas del restaurante de higiene, operaciones de cocina, recetas estándar, pedidos entrantes, procedimientos de entrega y servicio al cliente.

Esto también puede ayudarte a distribuir las actividades diarias en gran medida. 

3.- Horario del personal

La optimización de los horarios del personal es importante en más de un sentido. Un horario efectivo del personal asegura que el servicio no se vea obstaculizado debido a la falta de personal en horas y días pico, los costos laborales se mantienen bajo control, se sigue la ley de cumplimiento laboral y lo más importante es que tus empleados se mantengan contentos.

La tasa de rotación en la industria de restaurantes es increíblemente alta, con un 75%, y la falta de rol y programación de horarios es una de las principales causas de la falta de retención de empleados.

4.- Fomenta una cultura laboral positiva.

Para mejorar su forma de trabajar, no solo es importante centrarse en las tareas, sino que es igualmente vital prestar atención a las personas con las que se trabaja. Reconociendo el buen trabajo de tu personal, recompensándolos si es posible, manteniendo un canal abierto de comunicación, compartiendo una visión más amplia y las metas diarias para que trabajen juntos hacia un objetivo común: todo esto es esencial para construir una cultura laboral positiva.

Tal ejercicio conduce a una mayor productividad y menos estrés para todos en el futuro.

5.- Optimiza el menú de tu restaurante

La ingeniería del menú, que implica el diseño y la fijación de precios en el menú del restaurante, debe ser una prioridad para todos los gerentes de restaurantes. Debes asegurarte de que los platillos más rentables se vendan con mayor frecuencia.

Tener un POS o un sistema de pedidos en línea que permita la flexibilidad de editar y actualizar el menú de vez en cuando también puede resultar de gran ayuda. Algunos platillos no funcionan bien para entregas a domicilio, por el tipo de presentación o modo de empaque.

Aprovecha para revisar el menú y decidir eliminar o sacar nuevos platillos a la venta. 

6.- Supervisa y controla el inventario

Deberías poder rastrear cada gramo de cada ingrediente en tu cocina porque incluso el error de cálculo más pequeño puede tener un gran impacto en los ingresos generales. 

La información sobre los suministros diarios que llegan a la cocina, lo que se ha utilizado y lo que esta en el almacén debe ser monitoreado. El desperdicio de inventario debido a mermas, robos, errores, comidas del personal también debe tenerse en cuenta.

Por supuesto, la forma más eficiente de administrar el inventario es usar un sistema de punto de venta (POS) con una poderosa herramienta de administración de inventario. Pero también debes capacitar al personal de cocina e implementar un inventario manual regular para obtener una imagen más completa.

7.- Administra los costos y los gastos

Desde los insumos hasta equipos y costos de mano de obra, deben registrarse y monitorearse para ayudarte a planificar mejor los presupuestos y proyectar las ganancias. 

Ser capaz de controlar el flujo de caja y realizar otras finanzas básicas del restaurante también es una habilidad clave que debe poseer un gerente de restaurante. Mantener una cuenta del flujo de efectivo a diario es indispensable para administrar un negocio rentable.

Es muy importante tener conocimiento; de ser posible a diario; cuanto entra y cuanto sale en tu restaurante, esto te ayudará a tener un respaldo y tomar decisiones rápidas ante otra posible contingencia.

8.- Escucha a tus clientes

No importa cuán eficiente sea el restaurante que manejas, si tus clientes no están 100% satisfechos, es un gran motivo de preocupación.

Una gran parte de la operación del restaurante implica escuchar a los clientes y mejorar día a día la atención a los comensales. En la era digital actual, una de las mejores formas de medir las reacciones de los clientes es a través de revisiones en línea.

En los servicios de entrega, especialmente, se tiene muy poca oportunidad de interactuar directamente con el cliente, por lo que debes asegurarte de que tu equipo del área de pedidos y entregas esté bien capacitado para ofrecer un servicio impecable y si hay quejas poder atenderlas de manera correcta. También debes establecer un canal de servicio al cliente en línea que funcione bien para que puedan comunicarse con tu restaurante sin problemas.

9.- Planea con anticipación el marketing

Como una tarea diaria que debes hacer, debes realizar algunas actividades de marketing esenciales. Una de ellas es verificar si el sitio web del restaurante, las aplicaciones móviles y las cuentas de redes sociales están actualizadas con nuevas promociones, actualizaciones de menú y especiales diarios. 

Supervisa si los canales de comunicación (Facebook, whatsaap, email) funcionan correctamente, monitorea las promociones y cómo el público responde a ellas y si están obteniendo los resultados deseados. Es recomendable obtener una base de datos de tus clientes

Como su email o celular para enviarles promociones y mantener contacto con ellos bajo cualquier circunstancia previa autorización.  

10.- Mantente actualizado sobre las nuevas tecnologías.

La tecnología está evolucionando a un ritmo rápido y en este nuevo rumbo todos los restaurantes requieren de las nuevas tecnologías para operar sus negocios con éxito. Sin embargo, vale la pena mantenerte actualizado para estar al tanto de las opciones que puedan hacer que la administración de tu negocio sea más simple y optimizada.

Mantenerte familiarizado con las nuevas tecnologías puede ayudarte a tomar mejores decisiones para tu restaurante. Lee revistas y blogs influyentes, sigue a algunos expertos en el tema y echa un vistazo para ver que están haciendo tus colegas.

11.- Planifica con anticipación, pero espera lo inesperado

Esto que nos paso en todo el mundo con el coronavirus es algo que debemos aprender  a manejar y saber adaptarnos al nuevo modo de convivencia y la forma de hacer negocios.

Planificar tu día con anticipación puede ayudarte a minimizar el caos y las situaciones estresantes. 

Así es el negocio de los restaurantes, después de todo, donde no importa qué tan bien estén organizados o preparados tu y tu equipo para anticiparse a los problemas, algunos problemas surgen a medida que avanza el día. Como gerente o dueño de un restaurante, perfecciona tus habilidades de resolución de problemas para lidiar con cualquier inconveniente inesperado.

Recuerda estamos ante una nueva oportunidad de mejora, aprovecha este momento para lograr con éxito tus metas y salir adelante con tu restaurante.