Protocolos de sanidad recomendados para la operación de restaurantes.

Es recomendable implementar los siguientes protocolos de sanidad en tu restaurante o negocio de comida tanto para la salud de tu personal, la de los clientes y en las entregas o servicios a domicilio. 

Recuerda que la reapertura de los restaurantes y la nueva normalidad traen consigo cambios importantes para mantener la salud de todos en general y poder salir adelante con nuestros negocios.

1.- LIMPIAR Y DESINFECTAR

Limpia y desinfecta minuciosamente las instalaciones de tu negocio, especialmente si se ha mantenido cerrado por la contingencia. 

Concéntrate en áreas de alto contacto que podrían ser tocadas por los empleados y los clientes (barras, puertas, barandales, pasamanos, etc. ). Sigue las instrucciones de los productos de limpieza y desinfectantes que utilices para asegurarte de que tenga la eficacia efectiva de desinfección y el modo correcto de aplicarlo.

Evita todas las superficies en contacto con alimentos cuando uses desinfectantes, para esto utiliza productos adecuados para las áreas de producción.

Limpia mesas, sillas y desinfecta, los saleros, botellas de salsas, los dispositivos digitales, las áreas de autoservicio y las áreas de contacto comunes. Los artículos de un solo uso deben desecharse. Asegúrate de esterilizar los cubiertos y de entregarlos enrollados en servilletas o etiquetados, como medida de higiene.

Limpia y desinfecta los menús de tu restaurante; si utilizas menús de papel; deséchalos después de cada uso o tener contacto con el cliente. Implementa procedimientos para aumentar la frecuencia y roles de limpieza en todo el restaurante.

Revisa los baños regularmente y límpialos, desinféctalos según la frecuencia de uso.

Facilita gel anti bacterial para las manos y que esté disponible para los clientes al entrar al establecimiento y para los empleados del servicio (el gel antibacterial al tener alto contenido de alcohol puede ser de gran riesgo para el personal de cocina en el área caliente). 

2.- SALUD DE LOS EMPLEADOS E HIGIENE PERSONAL

Según la recomendación de la OMS, los empleados que estén enfermos deben permanecer en sus hogares.

Si un empleado se enferma o presenta síntomas, el gerente o encargado debe identificar los signos durante el inicio de la jornada laboral y seguir las políticas establecidas de la empresa sobre cuándo se le permite al empleado enfermo regresar al trabajo. Como mínimo, sigue las pautas de los CDC (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​por sus siglas en ingles): se recomienda que el trabajador se aísle por siete días desde el inicio de los síntomas y que no presente síntomas durante tres días sin medicamentos.

Tomar la temperatura de los empleados y llevar registros queda a criterio de los operadores.

Se ha demostrado que los protectores faciales (caretas) son herramientas eficaces para mitigar el riesgo de las personas que muestran síntomas y de las que no, especialmente en entornos cercanos donde es difícil para las personas mantener una distancia de tres a seis pies. En algunos estados y jurisdicciones locales, la autoridad de salud exige cubrirse la cara; algunas cadenas de restaurantes también lo requieren; en todos los casos, la protección que usan los empleados debe mantenerse siempre limpia.

Capacita a todos los empleados sobre la importancia del lavado frecuente de manos, el uso de desinfectantes para manos con al menos un 60% de contenido de alcohol (excepto cocina por ser inflamable), y da recomendaciones claras de lavado de manos después de finalizar cada servicio durante 20 segundos y evitar tocarse cara con las manos.

3.- SANA DISTANCIA EN EL RESTAURANTE

Para cumplir con el protocolo de distanciamiento social, actualiza la distribución del área del comedor, rediseñando la disposición de las mesas y los asientos para garantizar al menos un metro y medio de separación entre las configuraciones de la mesa. Esto te obligará a reducir el cupo de comensales en tu restaurante, pero brindará una protección natural al estar a sana distancia.

Considera implementar un modelo de negocio de sólo aceptar clientes por medio de reservas, esto te garantizará el cupo total de tu negocio, así los clientes se sentirán más cómodos sabiendo que se respetará el espacio y la sana distancia al no haber aglomeraciones de último momento.

Cualquier medida de distanciamiento social que tomes debes tener en cuenta las áreas de servicio y las áreas del comedor.

Coloca carteles en la entrada que indiquen que no debe permitirse en el restaurante a nadie con fiebre o síntomas de COVID-19.

Utiliza soluciones tecnológicas siempre que sea posible para reducir la interacción persona a persona: pedidos móviles y menús digitales; Opciones de pago sin contacto.

Trata de no permitir que los clientes se congreguen en áreas de espera o bares. Diseña un proceso para garantizar que los clientes se mantengan separados mientras esperan su mesa. 

El proceso puede incluir marcas en el piso, distanciamiento al aire libre, espera en automóviles, etc. Considera una salida del restaurante distinta a la de la entrada. 

En donde se facilite utiliza mamparas transparentes para minimizar el contacto con los clientes y alimentos , de igual forma elimina los consumos de autoservicios como bufetes y barras de ensaladas.

4.- ENTREGA DE PEDIDOS Y SERVICIO A DOMICILIO

Crea una cultura de higiene en tu equipo e involucra al área de reparto (aun si contratas servicios de terceros) instrúyelos a que se laven las manos a menudo con agua y jabón por al menos 20 segundos, especialmente después de ir al baño, antes de comer, después de sonarse la nariz, toser o estornudar, o después de tocar áreas de uso común, por ejemplo, las manijas de las puertas y los timbres.

Si no se tiene agua y jabón disponible, recurre al uso de gel antibacterial portatil para cada empleado.

Aumentar la frecuencia de lavado y desinfección de superficies que se tocan mucho, tales como los mostradores, los teclados, y dentro de los vehículos usando un aerosol o paño de limpieza.

Establecer áreas designadas para que los clientes recojan sus alimentos para ayudar a mantener el distanciamiento social.

Practica el distanciamiento social cuando entreguen alimentos, por ejemplo, ofreciendo entregas sin tocar o cero contacto.

Implementa los siguientes protocolos de sanidad para la entrega de pedidos, y comunícalo a tus clientes para que se sientan seguros y asegúrate de que se cumplan: 

1.- Manten las comidas calientes, calientes y las comidas frías, frías almacenándolas en los contenedores de transporte apropiados.

2.- Manten las comidas frías, frías manteniendo suficientes materiales refrigerantes, por ejemplo, compresas de gel.

3.- Manten las comidas calientes, caliente asegurándose de que los contenedores térmicos funcionan apropiadamente.

4.- Manten los alimentos separados para evitar la contaminación entre ellos, por ejemplo, mantener los alimentos crudos separados de los alimentos cocidos y de los que están listos para comer.

5.- Asegúrate de que el envoltorio y los envases que se usen para transportar alimentos prevengan la contaminación de los alimentos.

6.- Coloca etiquetas de seguridad de papel en los pedidos para seguridad y evitar apertura de contenedores por parte del personal.

7.- Limpia y desinfecta regularmente las neveras y bolsas térmicas que se usan para entregar comidas.

8.- Implementa pedidos en línea con APP´s y pagos remotos, si el pago es en efectivo asegurate de llevar el cambio exacto.

Resumen medidas y protocolo de apertura establecimientos gastronómicos en momentos de COVID-19

Recuerda que esta nueva normalidad conlleva cambios importantes para la sana convivencia y el éxito de nuestros negocios, es cuestión de adaptarnos y mantener estrictas normas de sanidad.

Exito y adelante!

Fuente: OMS, FDA, CDC