Para que un restaurante sea exitoso, debe contar con un gerente que administre al personal y que forme un equipo. Todo equipo debe tener un líder. Ya sea que esa persona seas tu o alguien a quien que contratarás, el gerente debe cumplir con las cualidades y habilidades particulares para poder administrar al personal del restaurante y obtener lo mejor de ellos.

Te compartimos las 5 características principales para ser un gerente de restaurante exitoso:

1.- Debe ser una persona apasionada con lo que hace.

Esto significa que es importante que el gerente tenga gusto por la gastronomía y conozca el concepto del restaurante perfectamente. Tenga buenos modales y educación, se desenvuelva en la cultura que rodea la temática de la cocina y el tipo de tu mercado, para poder llegar a conocer bien los gustos de los clientes.

2.- Debe tratar al personal con respeto y saber darse a respetar.

Del lavaplatos al dueño. Todos en el restaurante son responsables e importantes. El personal debe saber que el gerente no tiene problemas para poder por ejemplo, limpiar los baños en caso necesario y saber que cuentan con su apoyo para resolver cualquier situación que se presente en el restaurante. La filosofía del gerente debe ser que él / ella no le pediría a nadie que haga algo que él / ella no haría.

3.- No debe imponer su voluntad al equipo,

Un gerente de restaurantes exitoso nunca hace lo que el quiere, hace lo mejor para el trabajo en equipo, consulta y toma en cuenta la opinión de su personal.

4.- Al describir los éxitos debe usar “NOSOTROS” y para los fracasos “YO”.

Esto es muy importante porque este enfoque enseña a los miembros del personal del restaurante a asumir la responsabilidad de cada acción específica, pero al mismo tiempo enfatiza que la actitud hacia el equipo debe ser honesta y leal.

5.- Sabe reconocer a su equipo

La recompensa es muy importante en el negocio de los restaurantes, el gerente necesita ver incluso pequeños cambios positivos en beneficio del negocio. Todo el mundo quiere trabajar y estar en un entorno positivo. Incluso si el personal solo tiene esa energía positiva en el trabajo, recompénsalo porque la actitud positiva trae buen espíritu y finalmente aumenta las ganancias.

Este tipo de gerente moviliza al equipo mejor que cualquier incentivo. El equipo se siente responsable del éxito.

El administrar un negocio siempre es una tarea difícil, pero en un restaurante, la administración requiere un nuevo nivel. Con horarios extendidos, múltiples clientes y pedidos, además del espacio limitado en el que el personal se desenvuelve, es necesario el desarrollar ciertos hábitos en base a la capactiación para mejorar el ambiente de trabajo y la experiencia de los clientes.

Además, si un gerente sabe mantener la calma, trabaja bajo presión, y no se ve atrapado en discusiones (que es común que ocurran), definitivamente este es el tipo de gerente indicado para llevar el timón del restaurante.