Cierra con todo este año! A pesar de haber sido un año díficil para la industria restaurantera, vienen tiempos favorables y de crecimiento para tu negocio.

Debemos tener muy en claro que para poder operar un restaurante exitoso los números del negocio deben ser favorables para mantenernos en marcha. 

Por eso te compartimos 7 consejos útiles que te ayudarán a aumentar la rentabilidad de tu restaurante, tomalos en cuenta y manos a la obra:  

1.- Controla el inventario.

Una de las principales razones por las que los restaurantes tienen problemas para controlar el gasto es que no tienen un control de su inventario.

Este es el primer y más importante paso para mantener y aumentar la rentabilidad de tu restaurante.

Debes asegurarte de que sabes lo que entra y lo que sale en tu negocio. Esto te ayuda a estar seguro de que tu personal no está sirviendo comidas en exceso. También te ayuda a asegurarte de que no te están robando.

La gestión y el seguimiento del inventario te permiten saber exactamente a dónde va tu dinero en todo momento.

Es conveniente hacer un seguimiento del inventario todos los días a la misma hora. Por ejemplo, puedes decidir que vas a hacer un seguimiento de tu inventario todos los días a las 9 de la mañana, antes de la producción. 

Esta es una buena práctica porque te ayuda a mantener tus números consistentes de un día a otro.

Conociendo bien tu inventario, puedes calcular el porcentaje de costo de los alimentos, reducir el gasto y aumentar tus ganancias.

2.- Costea tus platillos.

Ház esto regularmente, sobre todo con los platillos que sabes que sus ingredientes pueden fluctuar de precio inesperadamente.

Esto implica un análisis de costos. Con el software adecuado, puedes hacer un seguimiento de los costos de los platillos del menú. 

Ayúdate de un formato en excel, de una báscula y una sumadora para iniciar.

Con esta información puedes estar al tanto de las tendencias en el gasto de tu inventario para poder ajustarte rápidamente y controlar las fugas.

3.- Reduce los desperdicios.

Otra decisión empresarial inteligente es reducir los residuos de tu restaurante.

Esto incluye vigilar el tamaño de las porciones y rotar los productos antes de que se estropeen.

Asegúrate de contar con un plan para garantizar que tu personal conozca exactamente qué cantidad va en cada plato y en cada guarnición. Además, asigna un responsable a cargo de la rotación de los productos frescos, lácteos y cárnicos (PEPS primeras entradas primeras salidas). De este modo, dispondrás de un plan para consumirlos a medida que se acerque su fecha de caducidad.

También debes pensar en tu equipo de cocina cuando se trata de desperdicio. Mantener tus equipos limpios y en buen estado te ayudará a no gastar dinero en su reparación o sustitución.

4.- Revisa las porciones.

¿Sirve tu personal de cocina porciones demasiado grandes? ¿O sus especificaciones incluyen comidas que son demasiado grandes, y acaban tirando comida a la basura?

Si están sirviendo porciones demasiado grandes en los platos, tus costos de los alimentos se dispararán.

Asegúrate de tener las herramientas adecuadas para garantizar que están midiendo las porciones del tamaño correcto. Emplata la comida de forma adecuada y cuida de que no se sirva en exceso para controlar los costos en el restaurante.

Además, controla los siguientes aspectos de forma continua porque también pueden aumentar tus costos:

A.- Checa cuánta comida es devuelta a la cocina por los comensales porque no está buena o servida de más.

B.- Revisa cuánta comida se tira en la cocina porque esta mal cocinada o se ordeno por error.

C.- Ház un pronostico de ventas semanal y esto te ayudará a planear la producción y no se queden artículos sin vender y por lo tanto desperdiciados.

D.- Establece reglas claras respecto a la comida y consumo del personal, define un menú que no interfiera con la producción y el costo del inventario. 

Una vez que conozcas estos puntos, podrás solucionarlos y aumentará tu rentabilidad.

5.- Optimiza la nomina del personal.

Otro de los grandes lastres de tu presupuesto es el costo que implica la nomina o pago del personal. Muchos restaurantes gestionan bien los costos de mano de obra, mientras que otros tienen dificultades.

Si estás luchando por controlar los costos de personal, revisa estos consejos:

  • Lleva un historial o diario de ventas para ver cuántas mesas sirves cada noche y a cuantos clientes recibes. Haz un pronóstico sobre el número de comensales y mesas que esperas para el próximo mes. Revisa si hay días feriados donde es necesario contratar apoyo eventual.
  • Planifica quién trabajará en cada turno. No quieras programar un equipo de novatos porque trabajarán más lentamente y con menos eficiencia. 
  • Asegúratee de mezclar personal experimentado con personal nuevo. De este modo, podrás atender las mesas con facilidad y no tendrás un exceso de personal.
  • No emplees a tanta gente para montar y desmontar. No necesitas a todo tu personal de sala para esto. Escalona los horarios de entrada, así como los de salida.

6.- Implementa una ingeniería del menú

Otra forma de aumentar tu rentabilidad del restaurante es diseñar un menú éxitoso. Al implementar una ingeniería de menú, puedes medir la popularidad y la rentabilidad de determinados platillos del menú.

Considera la posibilidad de eliminar los platos menos rentables del menú, especialmente si no son populares. Si son populares, investiga los costos de la comida para encontrar formas de hacerla lo más económica posible.

Puedes realizar ajustes en el precio, así como sustituciones de ingredientes que sean menos costosos sin mermar tu calidad o estandarización de los platillos del menú.

Aprovecha los platillos del menú de bajo margen y encuentra formas de promocionarlos para ayudarte a controlar el costo y aumentar tus utilidades.

7.- Crea alianzas con tus proveedores

Por último, trabaja con tus proveedores de alimentos. Negocía las formas de reducir tus costos y busca descuentos por volúmen o pronto pago.

No te olvides de comparar precios. Busca otros proveedores para ver si pueden ofrecerte precios más bajos. Si encuentras precios más bajos, regresa con tu proveedor favorito y ve si puede igualarlos.

Considera también adaptar platillos de temporada con algún ingrediente especial que te ofrezca tu proveedor a buen precio.

Siguiendo estos 7 pasos estarás siempre al corriente de la rentabilidad del restaurante y buscando mejoras para continuar alcanzando los objetivos fijados.