5 consejos clave para mejorar el servicio en tu restaurante.

Tal vez te suenen muy trillados u obvios los siguientes consejos para mejorar el servicio en tu restaurante, pero créeme son tan esenciales para lograr un servicio de calidad que harán la gran diferencia entre un cliente normal y uno satisfecho, y ten por seguro que regresará a tu restaurante.

Quien en el restaurante debe poner en práctica estos consejos?
Todos, si todos los que trabajen en el restaurante tienen que adoptar estos 5 consejos y tener una excelente actitud de servicio: 

1. Siempre muestra un trato amable, alegre y cordial:
Siempre se debe mostrar un trato amable y cordial a todos los clientes acompañado de una sonrisa, hazle notar a tu cliente que eres su anfitrión y estas para servirle, que estás interesado en su satisfacción, pero mostrando un interés genuino, que no sea forzado o artificial, pues el cliente suele darse cuenta de ello, y puede molestarlo o incomodarlo.

2. Esfuérzate por darle un buen servicio o atención a todos los clientes
Se debe procurar brindar un buen servicio a todos y cada uno de los clientes, no se debe tener prejuicios con algún cliente, pues no existen los clientes pequeños ni menos importantes: “a todos los clientes se les debe tratar por igual.”

3. Brindale un trato personalizado
Siempre que sea posible,  debes procurar un trato personalizado con tu cliente. Hacerle sentir único y especial.

Para ello, por ejemplo, se crea una base de datos de las preferencias de los clientes, de modo que se brinde un producto o servicio especial que satisfaga dichas preferencias particulares.

Además de invitarlo a seguir tus redes sociales como Facebook e Instagram para tener una cercanía con ellos.

El cliente notará el detalle y lo apreciará.

4. Capacitar y motivar al personal
Todo el personal del restaurante debe estar capacitado para brindar un buen servicio o atención al cliente, desde el encargado de la puerta del negocio, pasando por la cajera, hasta llegar al gerente general.

Para esto, se debe mantener al personal motivado y satisfecho, de ese modo, sin siquiera proponérselo, proyectarán dicha motivación y satisfacción al cliente.

5. tratar de decir menos “NO”
Por último, trato de decir menos decir “no” cuando un cliente nos pida algo; se debe
estar siempre dispuesto a hacer excepciones y no ceñirse mucho a las reglas.

Por ejemplo, no se debe decir que sólo aceptan un determinado tipo de pago, o que el menú del restaurante no puede ser alterado.

Siempre se debe estar dispuesto a aceptar cualquier pedido del cliente, pero siempre decir un “sí” que suene convincente, sin mostrar duda alguna.

Pero OJO: El decir si no puede poner en riesgo la operación, la integridad de las personas o del establecimiento.