Haz que tu menú venda aún en tiempos difíciles

Haz que tu menú venda aún en tiempos difíciles.

Todos los restauranteros saben que el menú es la herramienta de marketing para restaurantes más importante para generar ventas.

Lo que tienes en el menú convencerá a los clientes a entrar en tu restaurante, o de lo contrario, seguirán su camino o no regresaran.

Pero antes de que tires a la basura tus menús actuales y mandes a imprimir unos nuevos, tomate el tiempo para investigar lo que tus clientes han estado pidiendo de comer y de beber en tu restaurante en los últimos meses, y ver si se han producido cambios significativos en los platillos que han estado solicitando desde que disminuyeron las ventas en tu restaurante.

A lo mejor te das cuenta que tu platillo principal no se está vendiendo tan bien como antes, o que tu platillo de ensalada de repente es mucho más popular.

Ahora que a nuestra economía no le está yendo tan bien, los clientes le están prestando mucho más atención a los precios del menú.

Te compartimos algunos consejos para tener un menú de restaurante rentable en tiempo de crisis:

  1. Ofrece opciones de aperitivos más accesibles.
    Los clientes están probablemente más inclinados a saltarse el aperitivo y pasar directamente a una entrada con el fin de ahorrar dinero, pero podrían convencerse para ordenar un aperitivo si hay algo en el menú a un precio atractivo.
    Considera ofrecer platillos que tengan un costo relativamente bajo, como aros de cebolla, un pequeño tazón de sopa casera, media orden de alitas de pollo, nachos, etc. Con raciones pequeñas para que lleguen al plato fuerte.
  1. Ofrece medias porciones para las entradas
    Los clientes pueden sentirse inclinados a solamente pedir un aperitivo y no más, especialmente si tu restaurante es conocido por sus grandes porciones.
    Considera ofrecerle a los clientes la opción de pedir una media porción de una entrada por un poco más de la mitad del precio.
  1. Ofrece paquetes comidas o combos a un precio fijo
    Al ofrecer una comida a precio fijo, o permitir que los clientes elijan entre una selección de entradas, platos principales y postres por un precio fijo, todo el mundo gana. Tus clientes terminan comprando una comida de tres platos, que probablemente no habrían ordenado, pero sintiendo que consiguieron un buen negocio.manual

 

  1. Resalta los platos más rentables y la especialidad de la casa.
    Utiliza marcos y los cuadros sombreados, o aumenta el tamaño de las palabras para atraer la atención a tus platillos más rentables o especialidades. Tu menú siempre debe estar escrito en letras minúsculas, con no más de tres estilos de fuente distintos. Además, trata de no incorporar más de tres colores en el menú, y asegúrate de que esos tres colores se relacionan con tu marca e imagen.
  1. Ofrece un menú de postres separado.
    Persuade a  tus clientes a pedir postre manteniendo el menú de postres en la mesa, destaca un platillo de postre en específico, como un postre especial para dos personas. Se ha demostrado que tener los menú de postres y bebidas separadas del menú principal, y dejarlo sobre la mesa las ventas de estos artículos son  mayores. También ofrece mini postres para que tus clientes puedan pedir más variedad de ellos a su gusto.
  1. Incluye un menú para niños.
    Para muchas familias con niños, la gran decisión para entrar a un restaurante es si ese restaurante en particular ofrece un menú para niños.
    Muchos padres no se sienten que vale la pena pagar el precio completo de un plato que a su hijo no le guste o que no se acabe. Asegúrate de ofrecer una amplia variedad de opciones, incluyendo alimentos sanos como palitos de verduras y salsa, brócoli al vapor, pescado al horno, pechuga de pollo a la parrilla y arroz, algunos de los favoritos como pizza, hamburguesas y alitas de pollo. Asegúrate de que el menú de niños esté a un precio razonable, porciones justas y siempre incluye una bebida o un postre.
  1. Mantén los incrementos de precios imperceptibles.
    Durante una baja en la economía, es muy tentador para los restauranteros aumentar los precios para compensar algunos gastos fijos.
    Si esta es tu situación, trata de mantener los incrementos de precios pequeños e imperceptibles. Otra estrategia es bajar los precios de tus platillos, mientras que subes los precios en tu carta de bebidas. De esta manera, podrás atraer a más clientes a tu restaurante con precios atractivos de tu menú de alimentos, pero generando las mismas ventas promedio con las bebidas. Trata de no usar signos de pesos en tu menú, y mantén el precio incluido en la descripción de alimentos, en lugar de una lista de precios. Esto ayuda a mantener a los clientes concentrados en las diferentes opciones del menú, en lugar de en los diferentes costos.
  1. Asegúrate de que el personal conozca el menú por dentro y por fuera.
    Un buen menú es más eficaz cuando se combina con un personal bien entrenado y bien informado. tu personal debe ser capaz de recitar el menú de principio a fin, y son conscientes de todas las partes adicionales y opciones que pueden vender. Cada miembro del personal también debe tener la oportunidad de probar cada platillo en el menú para que puedan ayudar a los clientes indecisos a tomar buenas decisiones. tu personal también debe ser capaz de responder a cualquier pregunta posible que un cliente pueda tener acerca de la carta del restaurante.

Involucra a todo tu equipo y crea conciencia de la situación económica que esta viviendo el restaurante para que juntos puedan salvar exitosamente esa mala racha y mantener su fuente de empleo.