Diseña un menú para tu restaurante que realmente venda.

Estarás de acuerdo que el menú de tu restaurante es la única herramienta  de marketing que es seguro que todos tus clientes vean.

El menú determina las decisiones de los clientes en tu restaurante.
No sólo presenta a tus clientes todo lo que deben saber de tu restaurante, sino que además un menú bien diseñado puede aumentar potencialmente las ventas de ciertos platillos, reflejandose en los ingresos totales.

Una de las claves es aumentar el consumo promedio, y optimizando el menú de tu restaurante es la mejor forma de lograrlo.

Toma en cuenta estos puntos para el desarrollo de tu menú:

El número de platillos:
Uno de los elementos más esenciales del diseño de un menú, es el tamaño y el número de platillos. Si los clientes hojean un menú de diez páginas, es posible que se sientan frustrados por tener demasiadas opciones, y también presionados por hacer una decisión rápida.

Un cliente promedio emplea aproximadamente 109 segundos en hojear un menú, así que optimiza tu menú para que sea fácil de digerir mientras que das una impresión de variedad.

Cada temporada, o por lo menos cada seis meses, se debe analizar el menú para monitorear qué platillos son los más vendidos y cuáles son los que necesitan un empujoncito o bien, deberían ser eliminados. disminuir el tamaño del menú también aumentará tus ingresos generales por que podrás imprimir más menús a un menor precio.

Estructura del menú:
Después de que hayas reducido las opciones de los platillos a una cantidad más manejable, deberías ver la estructura de tu menú.

Los platillos deben ser agrupados en varias categorías, tales como entradas, sándwiches, pastas, especialidades, postres, etc… Entre más categorías tenga tu menú, tus clientes pensarán que tienen más opciones sin que sea demasiado abrumado.

También puedes aumentar las ventas de ciertos platillos basados en la posición del menú. Los mejores puntos son en la esquina superior derecha de la primera página y en la esquina superior o inferior de cada categoría.

Los diseños de menú verticales son también los más efectivos.

El Diseño:
Puedes añadir imágenes, colores y otros elementos de diseño para promocionar tus mejores platillos, especialidades o platillos que necesitan mayor promoción.

Destaca algunas partes de tu menú, y añade iconos de “Nuevos” o “Favoritos” para que atraigan la mirada.

Complementa ciertos platillos en el menú con fotos de buena calidad, llaman más atención de los clientes, pero úsalos con moderación, demasiado de éstas pueden disminuir el valor que una foto le da a tu menú. También puedes utilizar colores para influir en las decisiones de tus clientes, el rojo destaca los artículos e invoca emoción, mientras que el verde intensifica la salud y la naturaleza.

La Personalidad es tu marca:
También te debes de asegurar que el menú refleje la personalidad y el estilo de tu restaurante y trasmita tu marca. Los términos y palabras utilizadas en las descripciones de los platillos debe ser consistente con tu estrategia de marketing, ya sea que estés apuntando por lo sofisticado y refinado o por un ambiente divertido y festivo.

Mientras que el tipo de letra podría tener un impacto en comunicar la identidad de tu marca, es importante asegurarse que el tipo de letra sea clara y nítida, mientras que el tamaño sea lo suficientemente grande para complacer a todos tus clientes.

Toma acción inmediata y recuerda que el menú  es la columna vertebral de tu restaurante y tu mejor herramienta de venta directa.

No escatimes en invertir en el diseño e impresión de buena calidad, además de siempre mantener los menús de tu restaurante en excelentes condiciones físicas y contar con la cantidad de menús necesarios.