Consejos para que tu Menú sea rentable

Recuerda que el menú de tu restaurante es la parte esencial en el desarrollo de tu negocio, prácticamente toda la operación gira entorno a la carta; nunca pierdas el amor por la cocina pero recuerda que tu negocio necesita una operación rentable para seguir adelante.

Como ocurre con la mayoría de los cambios en la cocina, todo empieza por un menú adecuado. Una carta con demasiados platillos implica tener una gran cantidad de ingredientes almacenados.

Tener más ingredientes en la cocina o en el almacén implica correr un mayor riesgo de que los productos caduquen y que más personal tenga que dedicarse a la preparación de dichos productos.

Si empiezas con un menú poco extenso y menos platillos, podrás comprar con mucha más precisión, mantener un control mucho más estricto de los productos almacenados y manejar mejor tu cocina.

Este es un buen primer paso para reducir desperdicios alimentarios y dejar de malgastar.

El primer paso para conseguir un menu exitoso con pocos platillos rentables y que tengan mucha demanda es una administración adecuada. Intenta eliminar los platillos con menos demanda de tu menú, puesto que consumen ingredientes valiosos y el tiempo de la mano de obra.

Asegúrate  de que los ingredientes perecederos se utilizan en varios platillos del menú. De este modo, disminuirá la probabilidad de que caduquen y pasen a formar parte de las mermas.

Merma= Menos Ganancia

No tengas miedo de cambiar de rumbo. Revisa siempre  los informes de ventas y si tu platillo favorito no se está vendiendo, elimínalo sin dudar aunque se trate de tu preferido. Es mejor reconocer un fracaso a tiempo.

Reacciona y cambia las cosas con rapidez antes de tener pérdidas y desperdicios

Siempre que sea posible, utiliza los mismos ingredientes clave en todo el menú. Por ejemplo, el salmón se utiliza en la ensalada, como entrada y como platillo fuerte de este modo, incluyendo el mismo ingrediente perecedero en varios platillos  se reduce considerablemente el riesgo de merma y por lo tanto tu restaurante se convierte en más rentable.